Una invitada de boda low cost con vestido de Asos

Casarse se ha puesto de moda, pero a los invitados, a veces, no nos parece tan buena idea… supone un gasto importante entre regalo, vestido, zapatos, complementos, peinado y maquillaje…

Este año, sin comerlo ni beberlo, me he encontrado con la invitación a 9 bodas,… nada más y nada menos, ¡9! Mi pasión por la moda hace que no pueda evitar estrenar un vestido para cada una de ellas, pero el presupuesto es bastante reducido…

¿Solución? ASOS… ¡glorioso Asos y su colección de vestidos low cost…! Me costó bastante dar el paso de comprar vestidos online sin probármelos, ni tocarlos, pero viendo la facilidades para elegir tallas que había y la facilidad de devolución…. Me lancé a la piscina.

Me gusta el estilo del “menos es más”, lo sencillo pero a la vez sofisticado y elegante y con un toque personal. Por eso he buscado vestidos muy básicos en colores lisos como el naranja, el rojo, el verde, el amarillo… nada de estampados, ni de encajes, ni de transparencias…

Por suerte, todas las bodas a las que me han invitado (que ya os iré enseñando) han sido de noche y con una temperatura agradable, así que la elección estaba clara: vestido largo, de tirantes y colorido.

Hace unas semanas, viajé con Modalia a la pasarela Resort Fashion Weekend de Ibiza y cogí un tono de color, por lo que podía permitirme elegir un vestido de color naranja.

Mi elección para la última boda fue esta: vestido plisado de tirantes de la colección low cost de Asos por 53,99€.

En cuanto al calzado, lo tenía claro, el mismo para las 9 bodas: unas sandalias neutras y cómodas en color dorado de la nueva colección primavera verano 2018 de Zara. Además, son de Special Prices: 29,99€

Los pendientes y el cluth los he variado ya que Bijou Brigitte y su amplísima colección “buena, bonita y barata” me ha dado mucho juego. Para este estilismo en concreto, aposté por unos pendientes largos dorados y un bolso rígido en color dorado también.

El vestido es muy sencillo pero tiene un escote muy bonito, por lo que había que dejarle todo el protagonismo, así que improvisé un moño baño con raya en medio y voilá!

El paso a paso es muy sencillo: me hice una coleta muy baja con volumen en la parte superior y después enrosqué el pelo hacia dentro con horquillas de moño creando un efecto despeinado.

Dado el color del vestido, el maquillaje tenía que ser muy sencillo pero muy luminoso, por eso use una base mate número 8 con polvos iluminadores, raya negra en el ojo y pintalabios cremoso color nude, todo de Mary Kay, por algo mi madre es consultora ;).

La calidad de las fotos es pésima pero no pensaba hacer este post y por eso no me hice ninguna foto sola. Sorry!

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!